Nuestra
Bodega

En 1999 se recuperan las centenarias instalaciones de la bodega fundada en el año 1900 por Bernardo Martínez, abuelo de Alejandro Martínez Rosell, a punto de ser demolidas.

Con Cavas Rosell Boher continuamos la tradición familiar de los espumantes, con la consigna de elaborar el mejor producto de la Argentina. Para esto, contamos exclusivamente con uvas de nuestros viñedos, en el Valle de Uco, una de las mejores zonas de Mendoza, a 1300 metros sobre el nivel del mar.

Solo el método tradicional de la Champagne Francesa, lento y a bajas temperaturas, nos ofrece el bouquet, las burbujas finas y la perdurabilidad que hacen del los espumantes Rosell Boher una expresión única.

Los diferentes vinos base obtenidos a partir de cada uno de los diversos clones nos permiten una refinada selección posterior, con el fin de lograr la complejidad buscada en el corte definitivo o “Cuvée”.

Nuestras partidas son limitadas para garantizar los cuidados personalizados que requiere la producción artesanal.

Nuestra
Historia

Oriundos de la Villa Rosell de Vinaroz, comarca de Ampurdán, en la provincia de Gerona, España, se tiene noticia de los Rosell y los Boher desde fines del siglo X. Se sabe también que se vieron obligados a dejar la villa, saqueada por las tropas de Almanzor en el año 985.

Si bien la dominación árabe duró casi ocho siglos, en el norte y en los Pirineos la liberación se produjo alrededor del 1200, gracias a un pacto con el reino de Aragón.

Durante varios siglos se tienen noticias esporádicas de la actividad vitícola por parte de los Rosell y los Boher en Cataluña. En 1897, el matrimonio formado por Don Pedro Rosell y Mir y Doña Rita Boher y de Carabassa, muy ligados a la actividad vitivinícola, emigran a Mendoza, dejando atrás San Salvador del Toló.

Encarnación Rosell Boher, hija de este matrimonio había nacido en 1882 en España y en 1899 contrae nupcias con Bernardo Martínez. Ambos en 1900 fundan el establecimiento vitícola que hoy ocupa Cavas Rosell Boher. De esta rama de la familia es heredero directo Alejandro Martínez.

Junto a otro gran maestro de la enología - Cazenave - inventaron y diseñaron instrumentos y aparatos que luego utilizaron en esta industria.

Don Bernardo Martínez por su parte, sostuvo exitosamente este emprendimiento vitícola dejando el legado de su experiencia a sus hijos.

Nuestra
Ubicación

Nuestra primera finca, Los Árboles, fue pionera en Valle de Uco, desde 1993. Se encuentra 1250 metros sobre el nivel del mar y desde los inicios de la bodega es la que provee una materia prima de excelencia.

La amplitud térmica y las características únicas de estas 90 hectáreas brindan uvas con aromas frutados, frescura y acidez. Para nuestros espumantes, utilizamos uvas Chardonnay y Pinot Noir con más de 25 años de implantación, cultivados en una zona fría y de maduración lenta. La producción de estas viñas es limitada mediante la poda y el riego. Y de ella proviene además, nuestro Malbec.

La más nueva de nuestras fincas, de 25.5 hectáreas, se encuentra en la zona de Alto Agrelo coronando Rosell Boher Lodge, a 1100 metros sobre el nivel del mar y frente al Cordón del Plata. De allí extraemos Malbec y Cabernet Franc que, poco a poco se incorporan a nuestra línea de vinos tranquilos.

El secreto de nuestras uvas con aromas frutados, frescura y acidez.